El trapiche, símbolo de nuestra historia y cultura, nos recuerda que al extraer el dulce jugo de la caña de azúcar, también extraemos la esencia de nuestras raíces y el arte de saborear la vida en su estado más dulce.

– ElPanelero.com.co